Proyecto Pastoral

Plan Pastoral anual 2019-2020


Información Plan Pastoral Anual

Conseguir un clima en el centro basado en los valores cristianos (benevolencia, generosidad, alegría, caridad, perdón y disculpa, serenidad, servicio y comprensión), evangelizando a través del testimonio y la experiencia personal de cada miembro de la comunidad educativa teniendo como modelo de vida a Jesucristo.

Animar, programar y evaluar las actividades del área de Pastoral donde se encuentren involucrados los miembros del centro.

Experimentar con ayuda de la oración y la vivencia personal que Jesús vive y está con nosotros siempre.

¿Por qué un Plan de Pastoral para el Centro?

Porque optamos por la pedagogía del Evangelio para nuestro Colegio, que se ofrece a todos los estamentos de la comunidad educativa, ya que precisamente, la «diocesaneidad» radica en dejarse educar por el Evangelio de Jesucristo y por educar desde él a profesores, padres y alumnos. Esta misión que se nos encomienda y debe consistir en velar por la coherencia de la identidad pedagógica y pastoral diocesano-parroquial. La identidad de nuestro Colegio radica en garantizar un modelo educativo cristiano y diocesano, orientada por la Titularidad común a los colegios diocesanos, el Arzobispo de Valencia, y concretada en los Planes de Pastoral diocesanos, que sigue, su vez, las directrices de la Iglesia Universal.

Principal

– Motivar para educar integralmente al alumno/a siguiendo las actitudes evangélicas de Jesús, los valores cristianos (Amor, perdón, servicio, humildad, caridad, dignidad, etc.) y el testimonio de la vivencia de estos valores ayudados por la Competencia Espiritual.

Secundarios

– Elaborar el Plan de Pastoral Anual, supervisar y facilitar su cumplimiento, y realizar su seguimiento y evaluación.

– Liderar el objetivo anual de mejora referido a la Pastoral.

– Formar en la comprensión e interiorización de la Palabra de Dios.

– Afianzar el compromiso y el testimonio del alumno/a en su vida cotidiana familiar y social. 4

– Impregnar la vida del centro, mediante la Competencia Espiritual, a través de un proyecto (educar en el agradecimiento 2013-2014; educar en la fe 2014-2015)

– Fomentar la oración e intimidad con Cristo y ofrecer momentos para la oración personal en la escuela.

– Animar y promocionar nuevas formas de solidaridad hacia el prójimo, como el Comercio Justo, trabajando sus objetivos, y promocionar otras nuevas.

– Animar hacia el compromiso en tareas parroquiales.

– Programar y garantizar las diversas acciones pastorales que se realizan en el Colegio como actividades evangelizadoras: celebraciones, convivencias, campañas, oración matinal, grupos de oración, grupos de jóvenes, ambiente del centro…

– Impulsar y hacer eficaz el plan de Pastoral. Velando por el cumplimiento y realizando la evaluación de las actividades programadas.

– Garantizar toda la actividad evangelizadora: oración matinal, celebraciones, campañas, grupos de oración, grupos de jóvenes, ambiente Centro.

– Coordinar grupos de oración y grupos de jóvenes.

La libertad de enseñanza amparada constitucionalmente en el artículo 27.1 reconoce y fomenta el pluralismo de nuestra sociedad, admitiendo tanto las escuelas públicas como las de iniciativa privada (artículo 27.6). Entre éstas últimas se encuentra la nuestra cuya entidad titular es el Arzobispado de Valencia.

El amparo constitucional obliga a los poderes públicos a ayudar a los centros docentes que reúnan los requisitos que establece la ley (artículo 27.9), para que la enseñanza básica sea gratuita (artículo 27.4) y garantiza a los padres que sus hijos/as reciban una formación básica religiosa y moral acorde con sus propias convicciones (artículo 27.3).

Nuestro centro promueve la formación integral de los alumnos/as de acuerdo a una concepción cristiana del hombre, de la vida y del mundo y los prepara a participar activamente en la transformación y mejora de la sociedad. Por ello, la educación religiosa tiene como fundamento el desarrollo de la personalidad humana. Esto supone que los educadores sepan transmitir a los alumnos/as, además de la ciencia, la dignidad del hombre, su historia, su responsabilidad moral y civil, su destino espiritual y sus lazos fraternales con toda la humanidad.

Los principios y fines de nuestra tarea educativa:

-Una formación cristiana y científica adecuada a la sociedad de nuestro tiempo.

-Una formación de la inteligencia e interés por la adquisición de unos hábitos que sienten la base de una educación permanente.

-Una apertura hacia los demás, a los valores democráticos y a la crítica constructiva.

-Una educación por la libertad, la justicia, la responsabilidad, la fraternidad y la paz.

-La formación de una conciencia moral recta y responsable, así como la apertura a los valores transcendentes de la fe.

-Una educación integral que conlleve una comprensión mayor de la realidad sociocultural para un mayor disfrute de los elementos de la vida.

– Un compromiso radical de respeto con los semejantes.

-Una educación que haga del alumno/a un elemento activo de la sociedad; abierto a la intercomunicación, cerrado al partidismo y a la intransigencia, con visión de futuro y sentido crítico, fomentando en el alumno/a la actitud consciente de solidaridad que le estimule el compromiso libremente aceptado, personal o colectivo, en la edificación de un mundo más humano y justo.

-Inserción del alumno/a en un marco flexible de adaptación a las realidades, sociales culturales, económicas, ambientadas en una dimensión pluralista.

-Una educación crítica y creativa que fomente el diálogo y la convivencia.

-La enseñanza de la religión católica, promoviendo una formación consciente y responsable por medio de una maduración en la fe.

-Una educación basada en los valores cristianos de solidaridad, justicia, libertad, respeto hacia los demás y compromiso con las enseñanzas del Evangelio.

-Una educación favorecedora de la autonomía de la persona para madurar y perfeccionarse su propia naturaleza.

-La democratización de las relaciones humanas para una convivencia justa, pacífica y constructiva.

4.1 Niveles

Apoyos internos

Elaborar los instrumentos de trabajo que hagan posible la participación de toda la comunidad educativa:

-Creación de grupos de fe: Grupos de oración “Los pequeños de Betania” y grupos de jóvenes “Dayenú” IDR.

-Generar acción social.

-Proponer criterios para las celebraciones.

-Revisar los materiales del Plan del Pastoral.

Apoyos externos

-Asistencia y participación en actividades diocesanas.

-Comisiones diocesanas:

Liturgia.

Enseñanza

Familia

-Publicaciones:

Paraula

Ficha mensual del Arzobispado

-Cursos de formación:

Fundación Colegios Diocesanos

4. 2. Agentes

4.2.1 Familia

La relación familiar constituye el sistema básico social que mantiene la estabilidad personal. La génesis de los valores sociales y religiosos, su mantenimiento y desarrollo tienen en la familia su principal apoyo.

La familia es el principal agente en el proceso de socialización en valores de convivencia y respeto.

Por todo ello, y como parte de la Comunidad Educativa, debe ejercer su corresponsabilidad en la tarea docente: “En una sociedad donde la función educadora de la familia cristiana se ha debilitado notablemente y ha aumentado sobremanera la influencia disgregadora del ambiente, el creyente necesita sentirse miembro de la gran Iglesia. Dentro de ella ha de alimentar, celebrar, manifestar y arraigar sus convicciones profundas, en unos tiempos precisos, en una vida eclesial y comunitaria, intensa y estimulante” (Conferencia Episcopal Española, Testigo de Dios)

4.2.2 Profesores

En profesor/a puesto al servicio de la formación integral del alumno/a, presenta en la escuela la buena noticia de Jesucristo con todas sus posibilidades formativas.

Esta presentación de la buena noticia de Jesucristo, no sólo responde al derecho que los padres tienen a la formación religiosa y moral de todo ser humano a encontrarse con el Señor.

Es un reto para el profesorado proponer el Evangelio no como un anteproyecto cultural sino como una fuerza de renovación que invita a todo el alumnado a beber de las fuentes de la vida.

“Todo ello implica una revisión constante de nuestro lenguaje, formas o imágenes eligiendo las más apropiadas para transmitir los conceptos esenciales de la fe a las nuevas generaciones” (Gaudium et Spes, número 22)

Nuestros niños/as y adolescentes necesitan que el profesor/a sea una persona abierta y en continua revisión y actualización cultural, pedagógica y teológica que les ayude a discernir los signos de este tiempo.

Nuestra educación pretende ayudar al alumno/a a realizar de forma crítica y sistemática una valoración de la cultura que recibe y que más contribuye a su desarrollo armónico dentro del proceso educativo. Todo educador/a debe hacer posible que el alumno/a reciba aquellos elementos culturales que le humanizan y potencian sus valores: “Es cultura aquello que impulsa al hombre a respetar más a sus semejantes, a ocupar mejor su tiempo libre, a trabajar con un sentimiento más humano, a gozar de la belleza y amar a su creador” (Juan Pablo II, discurso al mundo de la cultura, Buenos Aires, 12/4/1987

4.2.3 Alumnos/as

Cada día es mayor el influjo de las ideas y mensajes y de las propuestas que los alumnos/as reciben en espacios de ocio y a través de los medios de comunicación.

El alumno/a necesita que los agentes de su educación estén atentos a las coordenadas que definen una determinada concepción de vida transmitida por los medios de comunicación principalmente, que a veces trivializar los mejores valores de los niños/as y adolescentes tan necesarios para un desarrollo armónico de la persona.

Desde el contexto sociocultural donde nuestros alumnos/as se desenvuelven, nuestra educación debe dar a conocer el Evangelio de Jesucristo y sus repercusiones fundamentales en este contexto.

4.2.4 Personal no docente

Del personal no docente, parte integrante e importante de la comunidad educativa, depende también nuestro planteamiento evangelizador.

Nuestro personal no docente, de administración y servicios, debe difundir su compromiso en las múltiples formas y niveles de relación y comunicación social con la comunidad educativa.

El personal no docente debe mostrar unas actitudes educativa que cualifiquen su condición de creyente: la de servidor, ser sembrador de fraternidad entre los miembros de la comunidad educativa.

4.2.5 Parroquia 

La parroquia tiene un importante papel en el desarrollo de nuestro Plan de Pastoral. La parroquia debe tener como objetivo afianzar el compromiso y testimonio del alumno/a en su vida cotidiana: familiar y social.

Junto con el centro, debe promover aquellas tareas pastorales que se realicen en el Centro. La presencia del párroco en la vida escolar fortalece nuestra finalidad personal.

Tanto la escuela como la parroquia son instituciones para la obra evangelizadora de la diócesis. Ambas han de realizar este servicio con un espíritu sincero de colaboración. Parroquia y Comunidad Escolar están directamente implicadas en la iniciación y evolución signos concretos de comunión con su parroquia: presencia periódica de los representantes de la parroquia y de la pastoral juvenil, celebrar con la comunidad de la parroquia aquellas celebraciones más significativas.

Finalmente, es necesario que desde la escuela se establezcan lazos de conexión con las instituciones eclesiales a las que han de incorporarse los jóvenes una vez terminada su vida escolar: ocasiones concretas de encuentro entre los alumnos/as (con su parroquia, con movimientos juveniles eclesiales, con antiguos alumnos/as de otros centros diocesanos…)

5.1 Acción tutorial

Los tutores/as de los diversos niveles educativos asumirán la función de dar a conocer el Plan de Pastoral a los alumnos/as y a los padres y madres del centro, llevando a cabo las actividades previstas como tutores. Además de integrarlas en el Plan de Acción Tutorial, se trabaja a través de la Competencia espiritual implícita en todas las áreas.

5.2 Contenido curricular

Aquellas acciones de Pastoral que afecten al Centro educativo deberán estar reflejadas en la Programación Anual del Centro.

5.3 Metodología

La metodología será adaptada a cada curso y nivel educativo. Adaptándose a la realidad del Centro.

5.4 Clima de Centro

El equipo de Pastoral será el encargado de adecuar el Centro, creando un clima acorde con el Ideario del Centro y dando las oportunas instrucciones a los diversos tutores/as (material información) para poder realizar y complementar las diversas actividades.

5.5 Interacción de comunidad educativa

Anualmente se realizará una encuesta para conocer la realidad del Centro y la Comunidad, a fin de decidir la interacción correspondiente.

6.1 Formación

Nuestra escuela proporciona las claves y el discernimiento humano y cristiano para que el “saber” unido a las “destrezas” y a los “valores”, adquiera sentido y significación, y se transforme así en cultura, capaz de estructurar el pensamiento de las persona. Se hace necesario el cultivo de la identidad ministerial de los educadores: promover su identidad y conciencia ministerial.

Ésta conciencia ministerial exige al educador:

1. Ejercitarse en una lectura continuada y contrastada de las necesidades de los destinatarios de su labor.

2. Que actúe coordinada y solidariamente con los otros educadores que participan en la misma misión de la educación cristiana.

3. Que acepte y asuma responsablemente el diálogo fe-cultura como algo peculiar de la educación en la fe impartida en el marco escolar.

En la práctica, esto obliga a una formación permanente para estar al tanto de las claves generadoras de la realidad socio-cultural, para dominar en lo posible, los signos y símbolos que construyen la cultura actual y en las cuales deberá traducir las expresiones culturales cristianas de otros tiempos.

6.2 Espiritualidad

El educador cristiano, en coherencia con su actividad, tiene que vivir una espiritualidad hacia una perspectiva global de “un estilo de vida” abierto al Espíritu Santo, incidiendo en la experiencia “fundante” de todo acto educativo: Dios, primer educador, el hombre realidad en crecimiento.

Los educadores debemos sugerir ámbitos y contenidos, vivencias de clara y concreta espiritualidad.

6.3 Misión en el mundo

La escuela (católica) diocesana se ofrece como un servicio de la Iglesia a la sociedad, no exclusivo para los católicos, sino abierto a todos.

Su objetivo es desarrollar en el educando más dimensiones profundamente humanas y cristianas.

Llegan a percibir la labor educativa como una misión y lo que el educador es y hace en ella como su ministerio, requiere un proceso que va desde reconocerse servidor de Dios y de la Iglesia en la obra de la educación cristiana.

La comunidad cristiana escolar es quien ha de facilitar este proceso. Ella es fuente de misión, el lugar donde muchos comienzan a experimentar su labor como misión.

El Departamento de Pastoral es el encargado de animar y coordinar la programación y la realización de la acción pastoral en el Centro.

Órgano Miembros

Departamento

de Pastoral

-Don Francisco (Párroco)

-Sara Piquer (Titular. Maestra Primaria)

-Israel Surián (Orientador. Representante Secundaria)

-Raquel Romeu (Maestra de Infantil)

-Amalia Gerónimo (Coordinadora. Maestra 5º Primaria)

Funciones

–  Ser signo de unidad ante la comunidad educativa y con la comunidad eclesial.

– Acompañar la responsabilidad pastoral del equipo directivo del Centro, dándole apoyo, orientación y crítica constructiva.

– Impulsar el proyecto pastoral, haciendo eficaz el Plan mediante su puesta en práctica.

– Aunar criterios y favorecer la mentalización y formación de los agentes pastorales.

–  Programar las diversas acciones pastorales que se realizan en el Centro: oración, IDE, celebraciones, campañas, proyectos, FIDES, Comercio Justo, etc.

– Distribuir y coordinar las responsabilidades.

– Facilitar recursos necesarios, para la oración de la mañana y la reflexión de los temas pastorales con los alumnos: cuaderno de oraciones, Evangelios domingo, material fechas concretas….

–  Potenciar la relación Parroquia-escuela.

– Evaluar trimestralmente y a final de curso el Plan de Pastoral anual.

Coordinadores

de los Proyectos

-Sara Piquer. Lema anual. «Educación-transmisión de la Fe. Misión Iglesia-Familia-Escuela»

-Sonia.García FIDES EI

-Israel. Proyecto Afectivo-Sexual

-Gabriel. APS

-Inés Mollá. Los pequeños de Betania.

-Cristina De Diego. Festividades y FIDES EP. Oratorio padres.

-Lorena Fayos. FIDES ESO

-Iraida León. Los sacramentos.

-Israel Surián. Responsable de Secundaria. Convivencias ESO.

-Raquel Romeu. Responsable de Infantil. Historia de la salvación. Celebraciones Infantil.

-Amalia Gerónimo. Pastoral. Evangelios. Oración matinal. Competencia Espiritual. Tiempos litúrgicos. Celebraciones EP Parroquia. Campañas. Supervisar los proyectos pastorales de Centro.

Primer trimestre

Actividades, campañas, celebraciones.

Septiembre: Celebración principio de curso.

Octubre: Campaña DOMUND.

Noviembre: Día de todos los santos. En clase.

Adviento (cuatro domingos)

Diciembre: Día de nuestra patrona “La Purísima”. Celebración por etapas en la Capilla de las Hermanas.

Campaña juguetes y material escolar.

Participación en el Belén del centro.

Celebración de Navidad. Parroquia.

Segundo trimestre

Actividades, campañas, celebraciones.

Enero: La Epifanía del Señor.

Día de la paz.

Febrero: Campaña del hambre, Manos Unidas.

Celebración miércoles de ceniza.

Marzo: Cuaresma.

Fallas San José, día del padre.

Abril: Semana Santa: Vía Crucis.

Pascua.

Tercer trimestre

Actividades, celebraciones.

Mayo: Tiempo de Pascua.

Mes de María.

Oración matinal conjunta.

Día de la madre.

Junio: Pentecostés.

Comuniones y confirmaciones.

Celebración final de curso. Despedida 4º ESO.

Cruces para alumnos/as.

Celebración cierre de curso profesores.

*Proyectos a lo largo del curso:

– Evangelios del domingo

– Oración matinal

– Tiempos litúrgicos

– Festividades

– Campañas

– Ambientación centro

– Cantos

– Agenda Colegios Diocesanos

– Competencia espiritual: Educar en la acogida y el encuentro. Proyectos anuales

– Educación-transmisión de la Fe. Misión Iglesia-Familia-Escuela

– Grupo de oración. Los pequeños de Betania (desde Educación Infantil hasta 3º ciclo EP)

– Grupo de oración de padres

– Lema anual

– FIDES

– Convivencias Secundaria

-Comuniones y confirmaciones Parroquia

-Visita a la residencia “El amparo”

– Incluidas las propuestas de mejora del curso 2018/2019.

-Plantearse la necesidad de imprimir los evangelios cada semana.

-Renovar la ficha del Vía Crucis.

-Realizar el Camino de Santiago con los alumnos/as de 3º ESO.

-Visitar Iesu Comunio con los alumnos/as de 3º y 4º ESO.

-Organizar desde septiembre el Proyecto Afectivo-Sexual

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba